Publicado el

Hamburguesas sanas… ¡SÍ!

Las hamburguesas hechas a base de carne picada de ternera son hamburguesas sanas, y ganan la batalla a las industriales, de supermercado, pues estas son más grasas, tienen menos proteínas y mucha sal, aparte de sus aditivos, colorantes y conservantes.

hamburguesas

Por eso una hamburguesa hecha solo con carne picada y un poco de sal, es un alimento sano y sabroso.

No lo decimos nosotros:

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha realizado el análisis de 16 hamburguesas de supermercado (a las que denominan “preparado de carne de vacuno”). En dicho informe explican que todas ellas llevan una buena cantidad de aditivos, aparte de sal, especias, azúcar y fibra vegetal para ligar los ingredientes.

En cuanto a aditivos, ninguna hamburguesa industrial envasada, de supermercado, está libre de ellos. Los aditivos más utilizados son:

-Espesantes y aglutinantes (como el almidón y la dextrina).

-Antioxidantes, que evitan que el producto se enrancie o cambie de color (citratos, lactatos o ascorbato).

-Aromas (suelen ser de humo).

-Colorantes rojos (el E-120, rojo cochinilla).

Las hamburguesas que se etiquetan como “Burger meat de vacuno” siempre llevan sulfitos, concretamente el E-221 (sulfito sódico) o el E-224 (metabisulfito potásico), que son conservantes que frenan el crecimiento de las bacterias, mohos y levaduras, y mantienen el color original de la carne al retardar la oxidación enzimática. Según este estudio de OCU, aparecían de media 6,5 mg de sulfitos por hamburguesa, lo cual es aceptable, pero no dejan de ser químicos que mejor no consumir.

Igualmente observaron que, comparadas con las hamburguesas hechas solo a base de carne de ternera picada fresca, las industriales tenían más del doble de grasa (13,6% vs 6%), menos proteínas (16,9% vs 19%), contenían hidratos de carbono (un 2% en forma de azúcar y almidón, mientras que las de carne fresca no contienen), y mucha sal, de media 1,46g/100g de producto.

Carne Picada Vuelta y Vuelta

Por todo ello, la recomendación para disfrutar de hamburguesas sanas es clara y sencilla: compremos carne picada de ternera, moldeemos nuestras hamburguesas en casa y olvidémonos de comprarlas envasadas en el supermercado. Sin duda, estaremos evitándole a nuestro organismo muchos aditivos, que con una carne fresca no ingeriremos.

Las mejores piezas de la ternera para hacer hamburguesas son la aguja, la aleta, la espaldilla y la oreja de solomillo, todas ellas carnes magras, pero con algo de grasa infiltrada, lo que las hace más jugosas.

Esa carne, aderezada una vez cocinada con un poco de sal, es la fórmula ideal para degustar una hamburguesa de ternera sana y sabrosa. Sin abusar de salsas, que enmascaran el sabor de la carne y estaríamos añadiendo aditivos indeseables.

En Vuelta y Vuelta puedes comprar carne picada y moldear tus propias hamburguesas, sanas, para lograr ese resultado increíble al paladar que provoca nuestra carne de ternera.

Hamburguesa Vuelta y Vuelta
Ingredientes para una hamburguesa sana, con carne picada de Vuelta y Vuelta.