Carrillada de cerdo

12,90/kg

Las carrilladas son las piezas que ocupan los «mofletes» del cerdo y es una carne tierna, melosa, jugosa y con un sabor especial.
Las carrilleras de Vuelta y Vuelta proceden de cerdos de raza duroc.

Se envían las piezas enteras, perfectamente limpias y listas para guisar (no tienen corte específico).

Más información

Las carrilladas de cerdo son los músculos maseteros, los que se encargan de mover las mandíbulas para masticar.

Es una carne muy jugosa y melosa. Hay quien la ama y quien la odia por su textura, pero realmente sabrosa.

Las carrilleras de Vuelta y Vuelta proceden de cerdos de raza duroc, cuya carne tiene un sabor más intenso y tiene mayor infiltración de grasa.

 

Carrillera de cerdo

Envío

Si te decides a comprar carrilladas de ternera, las recibirás en bandeja, envasadas al vacío y perfectamente limpias para que solo tengas que comenzar a cocinarlas.

El vacío, combinado con el frío, logra que la carne conserve sus cualidades durante el transporte. Al extraerla de la bolsa, la ternera recuperará su color rojizo habitual, que pierde de forma natural, al hacer el vacío. Según se vaya aireando, en unos 30 o 40 minutos, lo recuperará y podrás apreciar su magnífico aspecto.

 

Seur frío

Sugerencias de conservación

Las carrilladas de cerdo, como ocurre con otras carnes, necesitan mantenerse en nevera entre 0 y 4 grados. Sin embargo, al vacío se pueden mantener hasta 10 días.

carrillada de cerdo

Sugerencias de preparación

Las carrilladas se cocinan a modo de guiso o estofado, como el ragout o el osobuco, con muchas variantes, pero normalmente con base de verduras y a fuego lento.

Las patatas son un buen acompañamiento.

guiso de carne

Características del cerdo duroc

El cerdo de raza duroc es un cerdo creado en Estados Unidos por cruces entre otras razas, y que fue introducido en España en la década de los setenta.

Aunque no sea muy conocida por el consumidor, la raza Duroc está presente en muchos de los embutidos y jamones que consumimos de forma habitual.

Además, es la única raza cuyo cruce con Ibérico se permite dentro de la Norma de Calidad del Ibérico, y de hecho, el grueso de la producción que se comercializa como de Ibérico en nuestro país procede realmente del cruce al 50% de madre ibérica con macho Duroc.

Los Duroc son cerdos de tamaño medio, de color rojizo y abundante pelo largo, con las orejas caídas hacia adelante y pezuñas fuertes de color negro.

Su carne es jugosa, tiene un alto contenido en grasa infiltrada, con más veta y un sabor más intenso.

cerdo duroc
Salud y sabor Sostenibilidad Terneras felices